Términos & Condiciones

TÉRMINOS Y CONDICIONES

OBJETO
El objeto de este contrato consiste en aclarar a las partes los términos, condiciones y posibles situaciones que pueden suceder en el devenir de la espera, realización y entrega del trabajo fotográfico con el fin de generar tranquilidad y confianza a las partes. El trabajo contratado consiste en la entrega de fotografías digitales que narran visualmente los eventos transcurridos en los los márgenes, horarios, lugares y condiciones redactadas mas adelante. En este contrato estará por escrito el acuerdo entre las partes, Camilo Orozco que a partir de ahora será nombrado como “el autor” y la pareja de novios que a partir de ahora será nombrada como “la pareja” todos identificados con los datos que aparecen al pie de su firma al final de este contrato. Las circunstancias más extrañas podrían suceder y debe quedar por escrito la aceptación de los términos y condiciones, así de cómo reaccionar ante determinadas situaciones, aunque puedan resultar imposibles y la mayoría nunca hayan sucedido. Debemos hacer las cosas bien y conforme a la legalidad y esto requiere dar muchos detalles, aunque a veces puedan resultar extraños o lógicos en extremo. Por lo tanto el detalle y la precisión en éste escrito tiene esa finalidad. El lenguaje con el que está redactado trata de alejarse de tecnicismos para una mayor comprensión y sencillez. La pareja contrata al autor para realizar el reportaje fotográfico de su boda bajo las condiciones indicadas en este documento. De esta manera este contrato también ejerce como manual de instrucciones y de ayuda para la pareja para evitar comunes problemas que estos tienen en la boda y que desconocen por falta de experiencia. El autor trata de ayudar y aconsejar, no pensando únicamente en sus fotografías, sino en el feliz devenir de los acontecimientos pues se trata de un día irrepetible en que todo debe salir perfecto. Los siguientes términos disponen el acuerdo hecho entre las partes y que ninguna modificación o variación tendrá efecto a no ser de que ambas partes lo acuerden por escrito.
CALIDAD ARTÍSTICA Y CONDICIONES NECESARIAS
1. Si bien el autor tiene un estilo definido todas las bodas son diferentes; por lo tanto todos los reportajes son diferentes. La pareja acepta que es imposible exigir un reportaje idéntico a otro o exigir fotografías copias de otras anteriores.
2. La pareja reconoce que el autor no realiza un tipo de reportaje clásico y tradicional y acepta el tipo o estilo de imágenes creadas por el autor; asumiendo haber visualizado un mínimo de cuatro trabajos del autor recientes a la firma de este contrato publicados en su blog www.camiloa.com y reconoce que su boda se asemejará en circunstancias ambientales, humanas, circunstanciales y de emplazamiento a las visualizadas.
3. Si no fuera así, acepta que dichas circunstancias diferentes darán como resultado unas imágenes distintas y que esto deja incapacitado al autor para realizar imágenes como las que publica en su blog. No solo en lo referente a lugares, iluminación, decoración y circunstancias físicas, sino a las emocionales. Este apartado desea expresar la necesidad de que si la pareja ve fotografías románticas, cargadas de emoción en el blog del autor, en su boda ellos serán románticos y se dejarán llevar por las emociones en su boda. O bien por ejemplo no se pueden esperar fotografías con luz de día si la boda es de noche o en interiores, con atardecer si la boda es más temprano, se retrasa y/o cae la noche. Tampoco se pueden esperar imágenes naturales y espontáneas si la pareja por sus circunstancias está nerviosa de mal humor por el devenir de su boda.
4. La pareja acepta y se compromete a organizar la boda tratando de lograr la iluminación más acorde al tipo de fotografía expuesto por el autor. Es necesario un mínimo de luz. Aún así el autor usará equipos muy sensibles que tienen una capacidad de captura ligeramente inferior a la del ojo humano. Es decir, donde el ojo humano ve mal la cámara verá mal. El autor aconseja unas condiciones que darán el mejor resultado, no solo para la cámara, sino para la boda en sí.
5. La pareja acepta que el día de la boda algunos motivos externos a la pareja y al autor puedan derivar en un tipo de fotografía diferente al previsto debido a causas ambientales (lluvia, nieve y otros fenómenos naturales) y acepta que los horarios elegidos por la pareja puedan ocasionar una iluminación perjudicial o problemática para la fotografía, como sol excesivo o ausencia de iluminación en determinados lugares.
6. El autor no usará flash ni iluminación propia para iluminar zonas carentes de luz, si bien lo usará solamente a través de una técnica fotográfica denominada flash de sincronización lenta para capturar el movimiento en el baile en el momento de la fiesta. En algunas ocasiones ni siquiera hará falta el uso de flash si el lugar está correctamente iluminado.
7. También acepta que se derive en fotografías diferentes a las previstas por motivos temporales como retrasos de tiempo por parte de la pareja u otras personas, falta del tiempo necesario para efectuar el trabajo debido a estos retrasos, o influencias de terceros como el sacerdote, invitados u otros. Los retrasos muy habitualmente afectan a los tiempos y a las condiciones lumínicas del sol, sobre todo si se desean fotografías al atardecer.
8. No habrá otros profesionales de fotografía contratados presentes en el evento, ni en la ceremonia (sea en cualquier recinto privado o público) ni en ningún momento del evento.
9. Debe entenderse la libertad de acción que el autor necesita para lograr las imágenes.. La pareja velará por que pueda realizar su trabajo de forma libre sin interacción de otras personas, fotógrafos o profesionales contratados o no por la pareja y los responsables de los lugares donde se realice la boda, invitados y otros asistentes al evento. Es importante mencionar que ante este estilo de fotografía muy diferente al tradicional es común que familiares hagan comentarios tratando de “dirigir” las sesiones, provocando que la pareja tenga que dar explicaciones que crean tensiones y un clima extraño. Se ruega por lo tanto que quienes vayan a interaccionar de cerca con la pareja conozcan de este tipo de trabajo para evitar situaciones incómodas.
10. Del mismo modo, la ilusión de algunos invitados por hacer uso de sus cámaras de fotografía y vídeo suele provocar que estos dificulten o impidan el trabajo del autor. Los invitados se posicionan entre el autor y la pareja obstaculizando completamente el trabajo de este y arruinando multitud de tomas (sobre todo en momentos clave). Se ruega velar por evitar esto sobre todo si se conocen estas premisas en algunos invitados, si es posible comunicándoselo a ellos o en la invitación. Se recomienda comunicarlo a los invitados o que una persona vele por ello. Para escenificar este problema imagínese el momento del beso y cómo una vez el autor está colocado de forma que no moleste (escondido entre los invitados por ejemplo) y tenga la mejor perspectiva, varios invitados levantan sus teléfonos móviles y se acercan a la escena, perdiendo la fotografía. Este ejemplo es real y sobre todo se da en momentos importantes como la entrada y la salida, los anillos, beso, brindis, etc. El autor no se responsabiliza de no tener estas fotografías si esto sucede.
11. De igual modo algunos profesionales de vídeo contratados aparte por la pareja pueden no conocer ciertas normas lógicas y evidentes de respeto y trabajo, arruinando de igual o peor modo incluso sin tener intención la casi totalidad de planos, sobre todo planos generales con más de una persona de su equipo presente, equipos, trípodes y demás materiales. Esto sucede muy comúnmente. Se ruega meditar esto.
12. El estilo del autor consiste en contar la historia de lo que sucede delante de él y tratar por todos los medios de no intervenir ni interferir en ella. El vídeo muchas veces requiere de la repetición o teatralización de muchos instantes, según estilos. Se ruega analizar esto y saber con certeza qué tipo de videógrafo/a profesional se contrata. Es común también que sean un equipo de personas, con la consiguiente aparición de ellos en casi todas las fotografías. Se puede trabajar con grandes profesionales grabando una sola persona y narrando la boda sin intermediar en ella ningún instante.
13. El autor no se responsabiliza de la ausencia de fotografías cliché o preestablecidas socialmente, imágenes típicas de los reportajes clásicos y tradicionales, por lo que la ausencia de alguna de estas imágenes no será reclamada de ninguna forma. Del mismo modo no se reclamará la fotografía de personas concretas aunque el autor tratará por todos los medios de retratar a los personajes principales que interactúan más con la pareja a lo largo del evento.
14. El reportaje consiste en contar una historia, la del día de la boda; como un reportaje gráfico. No consiste en ciertas fotografías predefinidas ni en fotografiar a todos y cada uno de los asistentes y todos y cada uno de los momentos. Se trata de crear un archivo gráfico y artístico, siempre bajo el estilo personal del autor, donde el autor tratará por todos sus medios de incluir todos los detalles que le sea posible capturar y formen parte de la narrativa del evento dependiendo de las circunstancias y siempre desde una perspectiva artística y creativa, no meramente representativa.
15. Todas las imágenes entregadas estarán ya terminadas con los tonos y colores definitivos correctos definidos por el estilo del autor presentado en su blog. La pareja acepta el estilo o acabado de las fotografías tomadas por el autor pues se desarrolla en la propia cámara y no en un post procesado, por lo que sería imposible procesar de otra forma.
16. La pareja acepta el procesado de las fotografías con los tonos y colores bien definidos así como el método de enfoque selectivo (pequeñas profundidades de campo) realizado por el autor y sello de su estilo.
17. La pareja conoce que el autor no usa Photoshop ni programas de retoque propios de diseño gráfico, sino software exclusivo de fotografía y no alterará pieles, personas, lugares u otros detalles en las fotografías relegándose a compensar en su caso según condiciones lumínicas, tonos y contrastes, como siempre ha sido en la fotografía antes de la llegada de Photoshop. La pareja contrata un fotógrafo, no un diseñador gráfico. Todas las imágenes visualizadas por la pareja en el blog del autor son acordes a esto que se expone.
18. El autor no se hace responsable de un error en la visualización de las imágenes por parte de la pareja en monitores o equipos mal calibrados que den origen a tonos (colores) o contrastes diferentes a los de las fotografías realizadas por el autor. La impresión o recepción de los archivos con colores no esperados no es responsabilidad del autor si se les da el visto bueno supuestamente visionados con equipos calibrados y profesionales, asumiéndose también el correcto uso de los perfiles de color o técnicas de impresión.
PRE BODA
19. La pre boda es recomendada para lograr unas imágenes espontáneas y naturales, así como para lograr la confianza de la pareja en el autor y que éste demuestre la correcta elección por parte de la pareja. Debe recalcarse e informarse (y así queda por escrito en este contrato) que las fotografías que forman el reportaje de la boda pueden ser muy diferentes si no se realiza la pre boda. Por motivos técnicos y emocionales. La pre boda consiste en una sesión realizada con el mayor tiempo posible antes del enlace cuya finalidad es romper el hielo, crear un clima de confianza y relajación y dar a conocer el método de trabajo del autor. Durante esa sesión se realizarán fotografías y se conocerán más a fondo detalles de la boda. La pareja podrá comprobar cómo surgen fotografías similares a las que han visualizado anteriormente en el blog. La pareja tiene la posibilidad de realizar dicha sesión.
20. Si no se realiza la pre boda no se reducirá el presupuesto de ninguna forma pues se comprende como un regalo y necesidad del autor dada la relevancia de ésta para las imágenes finales pues se pretende el mejor resultado.
21. Si la pre boda se realizara en una ciudad distinta a en la que resida el autor se deberá añadir el coste de desplazamiento correspondiente y corre a cargo de la pareja el transporte, alojamiento y manutención del autor.
22. Se realizarán fotografías de los preparativos siempre que se acuerde y se definirán los lugares y horarios al inicio de este contrato. Bien pueden ser solamente de uno o de ambos miembros de la pareja. Quedará todo esclarecido en dicho apartado al comienzo y primera página de este documento.
23. El autor estará realizando fotografías desde la ceremonia (o desde los preparativos si así se acuerda en el punto anterior) hasta el baile, durante 8 horas continuas y sin intervalos.
24. En caso de sobrepasar ocho horas de jornada laboral tal y como establece la ley, el autor se guardará el derecho, si así fuera necesario por algún motivo extraordinario, de reclamar COP$300.000 por hora extra realizada en determinados casos si así lo estima conveniente entendidas como horas extra al sobrepasar el límite indicado por la ley. Dicha información quedará reflejada en la hora de la toma de cada fotografía, como reflejan los datos EXIF de cada archivo en caso de duda. Hasta la fecha no ha sido necesario ejercitar este derecho ni el anterior, dado el cariño y afecto contraído con las parejas, así como el interés de la pareja en hacer caso al profesional por su experiencia.
25. En lo concerniente al restaurante, se agradece de antemano la invitación de muchas parejas a comer el mismo menú que ellos pero el autor no desea ser una carga más debido al elevado coste de dichos menús. En la medida de lo posible el autor trataría de salir a comer a algún lugar cercano durante la comida de la boda. Si esto fuera imposible por la lejanía de un lugar para comer es preferible tan sólo un menú infantil o similar, o sólo un plato, ubicado en algún lugar donde no moleste a la correcta distribución de los comensales, a poder ser en otra sala o lugar para no molestar. Pese al interés de la pareja es muy común que los restaurantes o catering hagan caso omiso e ignoren la necesidad de comer algo por parte del autor o retrasen ese momento a horarios en los que el profesional debe estar fotografiando. En todo caso, se ruega se le pida para que sea a la misma vez que la pareja y sus invitados, pues es el único momento disponible. Es común que sirvan a comer al autor cuando la pareja está finalizando su comida (momento de muchos instantes para fotografiar) o cuando va a empezar el baile, lo cual ya es demasiado tarde.
FOTOGRAFÍAS ESPECÍFICAS O GRUPALES
26. El autor no se compromete a realizar fotografías de grupo si no se le pide realizarlas. En caso de realizarse el autor no se responsabiliza de las posiciones, posturas y gestos de las personas retratadas ni se compromete a colocarlas bajo protocolo alguno limitándose a tomar la fotografía.
En muchas ocasiones las personas no salen bien por situarse mal lugar, se esconden de forma deliberada, no miran a cámara o se distraen. También muchas personas están ausentes y es deber de la pareja u otra persona designada por ellos organizar esas fotografías y velar por la presencia y actitud de los intervinientes, no del fotógrafo. Se recomienda esta persona encargada de señalar y organizar las personas/objetos que deseen ser fotografiados(as) así como los(as) que no lo deseen, el autor no será responsable de fotografiar dichas personas/objetos si no hay alguien que los identifique en el momento oportuno.
PAGO
27. El valor total del presente contrato es de COP$ 3.000.000.
28. A la firma de este contrato se abonará el 50% en concepto de primer pago, no de fianza ni reserva. En caso de realizarse la contratación con menos de 30 días se hará efectivo el pago íntegro a la firma de éste.
29. Desde el periodo que comprende la firma del contrato y hasta 30 días antes de la boda se deberá pagar el resto pendiente.
30. No se realizará el pago en el día de la boda debido a las circunstancias del día en sí y la problemática de que la pareja tenga que estar pendiente de dicho pago. Es más fácil para ambos hacer el pago previo. Tampoco se realizará después pues las fotografías se entregarán con mucha celeridad y para no retrasar la entrega quedando pendiente el pago.
ENTREGA
31. Para la mayor celeridad en la entrega del reportaje se abrirá una cuenta con almacenamiento en la nube para guardar las fotografías y se enviara a la pareja los datos de acceso.
32. El envío contendrá un mínimo de dos mil fotografías (2000 de la boda y 200 de la preboda) en formato JPG, sin marcas de agua y en alta resolución, aceptable para su correcta impresión en papel (perfil de color sRGB, mínimo de 2.000 pixeles de ancho y 240 pixeles por pulgada).
33. La entrega de las imágenes se realizará al regreso de éstos del viaje de luna de miel. El tiempo de media de entrega es de entre dos y cuatro días después de la boda.
VIDEO
34. Si además de fotografías, el reportaje se entregara en vídeo (quedaría definido en la primera página de este contrato), sería bajo las siguientes condiciones: Vídeo Clip de 4 – 6 minutos con el resumen de la boda.
35. El vídeo solo incluye una edición del material, por esta razón si la pareja tiene algún comentario respecto a la edición del vídeo lo debe realizar con anticipación a la entrega.
36. El autor suministra equipos de grabación de audio (micrófonos de solapa y grabadoras externas).
37. La pareja hará llegar vía e-mail un listado de canciones amplio con el cual el autor podrá escoger la banda sonora del vídeo.
38. El proceso de edición del vídeo tarda entre 20 y 30 días hábiles después del evento.
39. El autor no se hace responsable de los inconvenientes y perjuicios que el retraso de la pareja en seleccionar las canciones ocasione en la entrega del vídeo. Si la pareja tarda más de un mes en seleccionar las canciones de su banda sonora es muy común que se acumulen entregas dilatándose el tiempo de entrega en meses.
ANULACIONES
40. En caso de anulación de la fecha de boda por el motivo que fuera la pareja acepta y comprende que avisando al autor con menos de 150 días de antelación a la boda existen muchas probabilidades de que la fecha haya sido rechazada por el autor como viable para otras parejas y quede vacía dado el poco tiempo restante. El tiempo medio de antelación en que se realiza la contratación es de un año.
41. La pareja acepta y comprende que una anulación conlleva una pérdida económica muy grande para el autor, sobre todo dado el limitado número de bodas que realiza al año para poder entregarse con mayor detenimiento a cada pareja y cada boda.
42. En caso de anulación de la boda la pareja dará aviso por escrito al autor vía e-mail.
43. No se efectuará la devolución de ninguna cantidad ya pagada, comprendiéndose siempre como compensación por la pérdida de la fecha como disponible y conocida la gran anticipación necesaria para su ocupación, además, el equipo, material de trabajo y capacidad de negocios fueron reservados para la pareja.
44. En caso de que la pareja posponga y proponga una nueva fecha que estuviera libre para el autor, se movería dicha fecha de la realización del reportaje sin problema alguno. Si la fecha o fechas propuestas por la pareja estuvieran ocupadas se resolvería como en el apartado anterior, no devolviéndose ninguna cantidad.
45. Una vez realizado el reportaje el día de la boda, la pareja se compromete a pagarlo en su totalidad aún si tuviesen entre ellos desavenencias personales o cualesquiera otras causas. Aún si no desearan recibir el reportaje en ningún formato tendrían la obligación de abonar el precio completo del reportaje. El incumplimiento de este punto iniciaría la inmediata reclamación judicial de la deuda conforme a la competencia de los Juzgados y Tribunales correspondientes. Cabe anotar que no ha sido necesario hasta la fecha.
OTROS IMPREVISTOS
46. En caso de enfermedad o circunstancia grave que imposibilite al autor su presencia el día indicado, éste tratará por todos los medios enviar otro autor cualificado con el mismo estilo, trato y predisposición. Todo depende del tiempo de anticipación con que sucedan estos imprevistos. Si el autor enviado tuviera un coste mayor que el propio autor, el autor pagaría la diferencia de precio en sus tarifas.
47. La pareja asume y acepta que de igual forma que ellos pueden anular la boda por motivos graves el autor puede verse completamente impedido de asistir a su boda por los mismos motivos graves no exigiendo compensación ninguna ni reclamando absolutamente nada. Todos somos humanos y pueden tener una desgracia tanto la pareja como el autor.
48. En caso de causas mayores ajenas al autor (anulaciones de vuelos o medios de transporte, meteorología adversa grave, accidentes de tráfico, o averías mecánicas de los medios de transporte utilizados y similares) que impidan completamente su presencia la pareja no procederá a la reclamación de ninguna compensación al entenderse las causas como realmente justificadas. En estos mismos casos el autor se limita a la devolución parcial o total según sea la pérdida.
49. La pareja tampoco procederá a reclamación de compensación alguna en el caso de la pérdida de los archivos de imágenes por causas ajenas al autor y/o causas mayores (accidentes el día de la boda sobre todo con líquidos, robo del equipo el día del evento o en su proceso de entrega, sobrecargas de la red eléctrica, fuego y demás catástrofes naturales, situaciones anómalas excepcionales o sucesos imprevisibles). En estos mismos casos el autor se limita a la devolución parcial o total según sea la pérdida. Cabe anotar que el autor hace copia del bruto de la boda nada más terminar esta e inmediatamente cuatro copias durante el proceso de almacenaje, tratando de prevenir todos los posibles problemas.
TEMAS LEGALES
50. Una vez entregado el reportaje y concluido este contrato (tal y como dice la Ley orgánica de protección de datos, LOPD) el autor deberá eliminar los datos personales de las parejas así como todas las fotografías. Sin embargo como propietario de los derechos de autoría y amparándose en su derecho como autor, mantendrá en su poder las imágenes realizadas por él si así lo desea guardándolas como copia de seguridad para la pareja, aunque no se hace responsable de la obligación de guardarlas por ningún tiempo una vez entregado el trabajo. Aún así, sí que se procederá a la eliminación de los datos personales de contacto, como dicta la ley.
51. El autor da permiso para el uso de las imágenes creadas por él en la boda para su uso por la pareja en medios sociales u otros lugares siempre que no se genere lucro con el uso de estas imágenes. Recuérdese al autor como poseedor de los derechos de autoría y creación y propietario de las imágenes según la ley.
52. La pareja acepta la responsabilidad de que el autor haga uso de algunas fotografías de la misma pareja en las que se reconozcan sus personas o asistentes a su enlace, en su página web, blog o medios sociales del autor para su uso autor y/o publicaciones externas digitales o en papel que mencionen el trabajo del autor como revistas u otras páginas webs. Para ello cuenta con el permiso firmado en este contrato por parte de los novios como responsables de la cesión de sus derechos de imagen y conformes a la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal.
53. La pareja acepta la responsabilidad de publicar en su página blog imágenes de menores asistentes a su enlace. Si los padres o tutores de algún menor publicado decidieran la retirada de las imágenes, pueden hacer uso de su derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición. Para ello se contactaría con el autor y sin problema alguno se retirarían las imágenes de inmediato. Si lo desean estos pueden pedir copia de las imágenes de los menores para su uso personal.
54. La pareja puede ejercitar sus propios derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, para que el autor elimine de sus publicaciones personales las imágenes que la pareja no desee que se muestren. Pero se ruega comprender la necesidad de mostrar los trabajos realizados como muestra del ejercicio del autor para con otros clientes futuros, así como agradecer a otras parejas pasadas que compartieran sus imágenes para que la pareja actual conociese de la manera más detallada posible el estilo y el modo de trabajar del autor. Es de vital importancia reconocer que la publicación del trabajo realizado por parte del autor añade una motivación extra para el resultado final del trabajo.
55. La pareja declara conocer que según la ley vigente y de forma inalterable, es el fotógrafo el propietario de todas las imágenes y que su uso por alguien que no sea el autor con intenciones lucrativas, incluidas las fotografiadas, está terminantemente prohibido sin su consentimiento. Ante tal conocimiento, y ya que el autor no puede renunciar a su autoría, éste otorga plena libertad a la pareja para el uso de las imágenes tomadas en su boda en los medios que deseen (digitales y físicos), pero sólo ruega su mención como autor, y si es posible mantener en los medios digitales su marca de agua con fines promocionales.
56. Para resolver todas las dudas y cuestiones que nazcan a consecuencia de este contrato, los comparecientes se someten expresamente, con renuncia a su fuero propio, a la competencia de los Juzgados y Tribunales de Granada o de los Juzgados correspondientes al país o ciudad donde se realice el evento.
57. La pareja se compromete a comprobar que en ninguno de los lugares del evento exista exclusividad para la toma de fotografías que imposibilite el trabajo del autor. En caso de hallarse estas circunstancias el autor no podrá tomar imágenes de esos lugares y la pareja no reclamará de ninguna manera la no existencia de tales fotografías.
58. Las fotografías en las que no se reconozca ninguna persona, tal y como especifica la ley, están libres de cualquier permiso y es el autor de las mismas el pleno poseedor de sus derechos de uso. Solamente las fotografías en las que se reconozca a personas concretas están sujetas a la ley de protección de datos, derechos de imagen y privacidad.
59. En cumplimiento de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), Camilo Orozco, como responsable del fichero informa de las siguientes consideraciones: Los datos de carácter personal que se solicitan, quedarán incorporados a un fichero cuya finalidad es el contacto con los clientes y la entrega del reportaje de boda contratado. Queda igualmente informada la pareja de la posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, de sus datos personales en la dirección abajo del documento indicada.